Yoichi Wada dimite como presidente de Square Enix

Y al final, pasó lo que tenía que pasar: después de lo que parece haber sido un año fiscal harto complicado, Yoichi Wada, hasta ahora presidente de la major japonesa y desde que Squaresoft y Enix se unieran para ser uno solo, ha anunciado hoy mismito que abandona su cargo al frente de la compañía.

Se dice por ahí que la espantada de del ya ex-CEO tiene mucho que ver con cierto documento en el que se dejan claras las pérdidas de más de 10.000 millones de yenes de la compañía, aunque lo cierto es que tampoco eran precisamente pocos los que veían la necesidad de empezar a hacer limpieza en el seno de la empresa, así como a replantearse algunas políticas internas y darle la vuelta a los modelos de negocio que, según aseguran muchos, han abocado al estudio a un desastre del cual se están salvando por el momento gracias a los estudios occidentales que tienen apadrinados, tales como IO Interactive o Crystal Dinamics (creadores de reverendos juegazos como Hitman Absolution o el remake de Tomb Rider, respectivamente).

Yosuke Matsuda, hasta ahora al cargo de la dirección representativa, sustituirá a Wada en las labores presidenciales, cuyos máximos representates en la industria de los videojuegos parecen haberse puesto de acuerdo para ir saliendo por patas sistemáticamente (no hace ni dos días que John Riccitello y Ron Gilbert, jefazos de Electronic Arts y Double Fine respectivamente, replicaron lo que hoy ha hecho Wada).