Dar vergüenza ajena con Dragon Quest es fácil si sabes cómo

Que el español es un idioma muy internacional es algo que todos sabemos y que desde las instituciones se empeñan en recordar anualmente. Tan internacional es que hasta se habla en el mundo de Dragon Quest. Y es que en Japón promocionan la nueva versión del Dragon Quest VII con un anuncio con voces en español.

Desgraciadamente, no hay que pedirle peras al olmo y tomarse esto con filosofia pensando que para los japoneses es como para nosotros los tatuajes de kanjis: hacen bonito y el portador cree tener grabado un mensaje de paz y amor cuando muestra sólo muestra una tontería o un improperio. Y es que el anuncio hace bonito para un japonés medio, pero el español medio siente auténtico bochorno: diálogos con poco sentido, capacidades actorales tan cutres que algún actor español consagrado podría denunciarles por intrusismo. Eso sí, la ambientación está conseguida y al menos no parece hecho por aficionados como en el anterior Dragon Quest VI.

Esta versión de Dragon Quest VII ha salido a la venta hoy en Japón y todavía no sabemos si esta vez cruzará alguna frontera.

  • JJ

    Oh, dios, este anuncio es la madre del cordero. Los pelos como escarpias. Qué emoción. Cuánta naturalidad. Nada elaborado, da la sensación de que les dijeron que improvisaran. Pocas veces me lamento de entender lo que dicen en los vídeos…haremos una excepción y haremos como que no hemos visto nada, ¿ok?
    ¿Y por qué español? Ya ves si nos azota la crisis y lo deteriorada que está la imagen de España en el extranjero que nos ven como medievales. Va a ser eso. Supongo que si no entiendes español, se sigue viendo lo mal que actúan, ¿no? Es algo que siempre me he preguntado. XD
    Ah, por cierto, para más inri, si quieres conseguir una sartén como arma para el juego, tienes que ir al McDonalds. Otro gran movimiento de Square-Enix.
    http://www.siliconera.com/2013/02/08/you-can-get-dragon-quest-viis-legendary-frying-pan-weapon-at-mcdonalds/

  • chicomanga

    Hombre, para hacer un anuncio en un escenario medieval europeo natural pocas opciones tenían.