Valoremos las licencias de manga anunciadas en el Salón del Cómic

hombre leyendo

No es ningún secreto que acudimos al 32º Salón Internacional del Cómic de Barcelona interesados, sobre todo, por las presentaciones de novedades de varias editoriales que tienen manga en su catálogo y que, habitualmente, anuncian licencias al término de las mismas. Y como ya habéis leído, tanto en twitter como en las noticias de Hablando en Manga, se ha hablado de varios títulos, pero no todos nos han emocionado ni sorprendido por igual.

Es cierto que el grueso de los anuncios, tanto en cantidad como en “importancia”, se hace en el Salón del Manga, y por supuesto estaremos en su vigésima edición en unos meses, pero en el del Cómic también tenía que caer algo, aunque los anuncios se han concentrado en solo dos editoriales, pues las otras dos —no es nuevo— son más conservadoras con el cómic japonés que con el estadounidense, y mucho.

Empezamos por las decepciones: la más grande, la ausencia de EDT. Ya no porque esperáramos el anuncio de ninguna nueva licencia, al fin y al cabo lo que estamos esperando es que otras editoriales se hagan con las que presumiblemente van a perder, sino porque la editorial barcelonesa que antes se llamaba Glénat y que ya hace unos meses anunció que se concentraría en el cómic europeo ni siquiera tuvo stand en el evento, donde siempre había sido una de las clásicas. Una lástima.

De Panini no esperábamos, en realidad, ningún gran anuncio. De hecho, su línea manga es discreta en cantidad de títulos y da pie a pocas esperanzas en este sentido. Lo que más nos interesaba era un tema del que se ha estado hablando los últimos días y que preocupa a todos los que nos hacemos una o más de sus colecciones de cómic japonés: ¿a qué se deben estos retrasos monumentales? ¿Para cuándo Assassination Classroom, anunciada a principios de año? Como ya os contamos, al final es por problemas de logística y materiales, pero ni Panini se plantea cerrar la línea manga por malas ventas ni se han perdido licencias. Solo se ha reorganizado el calendario de lanzamientos.

ECC, empresa que realizaba trabajos de packaging para Planeta independizada de la misma para convertirse en editorial y llevar todo DC Comics, nos sorprendía gratamente a todos en el pasado Salón del Manga al anunciar que editaría también manga, y de momento ya tenemos La canción de Apolo y el primer tomo de Crows, pero todo apuntaba a que sería una línea discreta y así lo confirmó en la presentación de novedades: no habrá nuevos anuncios para este 2014 aparte de los que ya se produjeron hace semanas, y la editorial tampoco piensa volverse loca sacando mangas de los que más pide la gente. Así, edita algo de manga para no estancarse en el cómic de superhéroes y tras analizar la calidad de las obras en sí, sin tener en cuenta la procedencia de las mismas ni su popularidad. Por lo tanto, seguirá la discreción.

Dicho todo esto solo podíamos conocer nuevos títulos en las presentaciones de Planeta y Norma, y así fue. La primera, como era de esperar (de hecho ya dijo en el Salón del Manga que este sería el año Toriyama), celebra el 30º aniversario de Dragon Ball con más obras relacionadas, algunas de las cuales no exactamente manga, pero también muestra interés (si bien no anuncia oficialmente nada) por otros mangas de Akira Toriyama.

Además, la más o menos previsible Tales of Xilia: Side; Millia y la sorprendente La abuela y su gato gordo, de la autora de El dulce hogar de Chi, así como la continuación de Gunnm Last Order, que estaba paralizada por el cambio de editorial japonesa. Pero de todas formas nada que nos pusiera la piel de gallina de la emoción, hay que reconocerlo. Para eso, quizá, está el XX Salón del Manga.

Y pasamos a Norma, sobre cuyas nuevas licencias había algunos pronósticos repetidos con fervor y hasta la saciedad que se han quedado en agua de borrajas. ¿Cuál sería la gracia de estas presentaciones de novedades, si lo adivináramos todo? Al fin y al cabo había gente que para el pasado Salón del Manga esperaba el anuncio de Vinland Saga y se lo creía a pies juntillas, cuando acabó siendo para Planeta, que la anunció ya hace un tiempo y en este Salón del Cómic se limitó a confirmarla y dar más detalles.

En fin, Norma puso fechas para el inicio de títulos que ya había anunciado y dijo algunas nuevas licencias, que es lo que queríamos, aunque podrían haber emocionado más: vuelve Chobits, ahora en una edición en tomos dobles, y empieza xxxHolic Rei, que tampoco sorprende demasiado porque es la secuela de un título que ya sacó esta editorial y, al fin y al cabo, actualmente todo lo de CLAMP va a parar a Norma.

En resumen: ha habido anuncios de nuevas licencias, sí, pero no tan emocionantes como nos habría gustado. Y lo deseábamos a pesar de saber que el Salón del Cómic no es el escenario en el que suelen tener lugar. Pero claro, tampoco nos garantiza nadie que en el XX Salón del Manga vayamos a golpear el suelo con la mandíbula. No fue así en la anterior ocasión y, además, ¿os habéis fijado en que muchos de los anuncios que nos hacen vibrar se producen fuera de los eventos?

  • chicomanga

    Para mí el anuncio más importante ha sido la continuación de Last Order, y sin embargo el que menos repercursión de todos ha tenido.

  • McHartnigan

    Completamente de acuerdo con @chicomanga.