Reseña de Dragon Ball Compendio #1

dagonball-compendio

Partamos de la base de que éste, como muchos de los que han ido saliendo a lo largo de los años, es un producto pensado absolutamente para los seguidores de la serie de Akira Toriyama. Tú esto no puedes exigir –por precio; por contenido– que se lo compre alguien que simplemente ha visto unos cuantos capítulos por televisión. No puedes porque, para empezar, no está pensado para ese tipo de consumidor en ningún sentido: éste es el primero de una serie de libros (cuatro, en total, más un art-book aparte) dedicados a analizar, de forma definitiva, todo lo que el mundo creado por Akira Toriyama contenía: hay fichas, hay guías; hay un poco de todo lo que uno podría imaginar. Ya lo dice el título, en cualquier caso: Guía de la Historia y su Mundo. Y lo importante es el hecho de que se llame guía, porque esto es eso, al fin y al cabo: claro que me hubiese gustado un libro dedicado a reflexionar y analizar acerca de lo que Dragon Ball supuso como icono japonés, pero estos no están para eso. Y no pasa nada por ello.

Ya ha habido algunos intentos, vaya, bien majos de realizar esas reflexiones: el quizás algo menor La biblia de Dragon Ball, que editó Dolmen hace casi diez años, ya era un estudio centrado –quizás no demasiado– en tratar, aparte de un poco de lo que estos compendios catalogan perfectamente (capítulos, combates, técnicas…), el fenómeno que supuso la obra. Moda que, por otra parte, el notable Generación Dragon Ball, que dejaba a un lado tecnicismos para contar sobre ese efecto bola de dragón de manera clara y nada vacilante, narraba estupendamente. Estas enciclopedias, como digo, no tratan sobre eso, pero tampoco hace falta: si bien es cierto que me parecería algo excepcional y casi de ensueño ver un quinto tomo inventado con artículos y reflexiones sobre expertos con autoridad y conocimiento en la materia (derechos aparte, pensadlo: sería algo increíble), estos editados de forma sobresaliente compendios ya sirven como el resumen perfecto de lo que, a lo largo de 34 tomos en su edición kanzenban, Toriyama quería contar a través de las peleas de Goku, Vegeta y compañía.

Todo a lo largo de más de trescientas páginas laminadas y a color protegidas bajo una encuadernación en tapa dura que es auténticamente estupenda y que, así a ojo y sin saber nada de imprentas, merece los veinticinco euros que cuesta. Dragon Ball Compendio 1: Guía de la Historia y su Mundo es algo bonito, maravilloso y francamente especial: no es un cómic y probablemente no nos va a aportar nada nuevo más allá de un par de entrevistas y algunos datos que quizás hayamos olvidado, pero sí va a hacer algo más importante: recordarnos, mientras aguarda en nuestra estantería con cuidado y mimo, que un día estuvimos con Goku, enfrentándonos a Vegeta en aquellas montañas alejadas de la civilización. O que estuvimos ahí, alzándonos cuando Freezer ensartaba a un valiente y siempre insuficientemente defendido Krillin. Este Compendio va de eso, de recuerdos, de poner un broche final que nos permita aferrarnos, como si de nuestra constante se tratase (hoy, mañana; ojalá en diez años) a una historia que estuvo ahí, que fue importante para nosotros y que, innegablemente, fue ideada por un genio. Uno, Toriyama, que consiguió poner color en un montón de infancias y al cual, por ello, debemos muchísimo.

  • aidee

    wou yo creyendo k esta era una animacion infantil pero como la mayoria me estoy convensiendo de k ay cosas mas complicadas k eso k incluso los cinco años en anime y manga k tengo no me dan razon para poder ablar del todo sobree esto