Reseña de Cross Game

crossgame

Mitsuru Adachi no es precisamente el autor más publicado en nuestro país, a pesar de su enorme calidad, que le reconocen tanto los japoneses como los occidentales que hemos leído una o varias de sus obras, pero para calibrar lo buena que es la obra que reseñamos hoy basta recordar que el maestro ha ganado el premio Shôgakukan 3 veces. Dos de ellas fueron en la misma edición, en 1982, Touch (Bateadores) y Miyuki. La tercera, en 2009, fue Cross Game.

Es por ello que cuando Panini anunció por sorpresa en 2011 que iba a publicar Q&A sus fans nos quedamos un poco a cuadros, pensando que una obra acabada, publicada entre 2005 y 2010 en 17 volúmenes y aclamada por la crítica y el público habría sido mejor elección, pero le dimos la oportunidad de todas formas. Era un título en marcha y no se sabía cómo iba a desarrollarse.

Enfrentándome a la opinión de mi compañero Ashita debo decir que Q&A fue una decepción, un raro ejemplo de obra floja de Mitsuru Adachi, y no precisamente la mejor forma de generar una base suficiente de fans en nuestro país como para que las editoriales se vieran obligadas a traernos alguna (o unas cuantas) de sus muchísimas obras inéditas. Estoy seguro de que la cosa habría sido distinta si nos hubieran traído el manga que hoy nos ocupa, pero por alguna razón que probablemente nunca sabremos la editorial italiana no lo licenció. Quizá “demasiados” volúmenes para una editorial que apuesta por obras tan cortas como sea posible, quién sabe. Pero esta es la obra de Adachi que hay que traer. Dicho de otra forma, si va a haber un solo manga más de este señor que se publique aquí debería ser este.

En fin, hecha la introducción hablemos de lo que nos interesa, que es Cross Game: como es habitual en la bibliografía de Adachi-sensei vamos a ver deporte, y concretamente béisbol. Si no os gusta el béisbol, pero nada de nada, no hace falta que leáis esta historia. Si ni os gusta ni os disgusta haced el favor de leerla, porque no solo es un magnífico relato, sino que el desarrollo de los partidos, y las motivaciones de sus jugadores, os van a poner en tensión y os van a emocionar como solo un partido dibujado por Adachi podría hacerlo.crossgameinterior

Argumentalmente hablando, Cross Game tiene como protagonista a Kô Kitamura, el hijo único de una familia que tiene una tienda de material deportivo, y sus vecinas y amigas, las hermanas Tsukishima, que son de mayor a menor Ichiyô, Wakaba (que no esconde que está enamorada de él), Aoba (un año menor y muy celosa de Kô por robarle la atención de su hermana) y Momiji. A su vez, estas son hijas del propietario de un café y un centro de bateo, un señor viudo, elemento que no podía faltar en una obra del autor como tampoco la mascota, en esta ocasión el gato Nomo.

Kô cursa quinto de primaria en la academia Seishû (al parecer la misma del manga Nine, del propio Adachi) y a diferencia de sus amigos no está especialmente interesado en el béisbol, pero tras un trágico suceso marca de la casa Adachi (que no revelaremos) la obra da un salto de 4 años y nos encontramos con el protagonista en primero de bachillerato, a punto de entrar en el club de béisbol después de haber entrenado todo este tiempo y tener, por qué no reconocerlo, un talento natural para este deporte y para la posición de pitcher. Su nada despreciable capacidad para el bateo, por otra parte, la ha adquirido en el centro de la familia Tsukishima a base de meter monedas en la máquina y dedicarle horas y horas al tema.

A partir de aquí lo lógico es que el club de béisbol de la Seishû, como ocurre en todo el país, se ponga como objetivo el Kôshien, la fase final del campeonato nacional de béisbol de bachillerato, y que lo intenten los protagonistas de esta historia en uno de los tres intentos que permite el sistema educativo japonés, cuyo bachillerato tiene 3 años. Sin embargo, los obstáculos empiezan de una forma inesperada y original por parte del autor: en su primer año Kô y sus compañeros se enfrentan a un enemigo dentro del mismo club, pues varios estudiantes de otros centros han sido reclutados por sus habilidades deportivas para llevar a la academia Seishû al Kôshien, y el equipo legítimo queda relegado a una especie de equipo B que no tiene opciones de participar en partidos oficiales.

No es ningún spoiler si digo que este obstáculo será superado, pero con todo el lío se pierde un año y a Kô le quedan solo dos intentos para llevar a Wakaba al Kôshien, que como en todo buen manga deportivo es el objetivo final, pues las chicas no pueden jugar al béisbol de forma oficial en equipos mixtos ni tienen su propio campeonato de la importancia del Kôshien, y siempre hay algún chico que intenta hacer realidad el sueño por ellas. Machista, sí, como si las chicas no pudieran tener sueños propios o dedicarse a otras cosas aparte de ser la mánager del equipo, pero es lo que hay.

crossgameinterior2

Hablando de chicas y béisbol, uno de los puntos más interesantes de Cross Game es que de hecho sí hay una chica que juega al béisbol, Aoba, como hemos dicho antes un año menor que Kô. De carácter más bien masculino, es miembro del club de béisbol a pesar de que no puede participar oficialmente en el campeonato, pero por lo menos entrena con los chicos y, sobre todo, se convierte en una referencia para Kô en cuanto a formas de lanzar, puesto que él al principio lo único que tiene es velocidad y fuerza, pero no control. Gracias a este punto en común que tienen (en realidad se parecen muchísimo en un montón de cosas) poco a poco se van limando asperezas, que de hecho venían solo por parte de ella, pero en ningún momento esa relación deja de ser de amor-odio y se convierte en uno de los grandes atractivos de la obra.

Por supuesto también están ahí los secundarios entrañables (Akaishi, Nakanishi, Azuma, el entrenador Maeno, Senda, Akane, incluso algunos rivales…), los paisajes urbanos detalladísimos, las escenas en las que sobran las palabras para entender lo que está ocurriendo, los cambios climáticos, el ritmo pausado, el tono costumbrista, el magnífico retrato de la juventud y toda clase de elementos que caracterizan la obra de Mitsuru Adachi, que en Cross Game estaba especialmente inspirado, pues supo llevar sin bajar la calidad en ningún momento una historia de béisbol y amor (por este orden, puesto que a diferencia de Touch aquí el béisbol pesa claramente más que el romance) donde el béisbol se vuelve más táctico y profundo que otras veces y el amor más complejo y con más personajes implicados.

No ha llegado a gustarme como Touch, mi manga favorito no solo de Adachi sino en general, pero ha sido por poco. Considero Cross Game una obra maestra absolutamente recomendable y aunque no se haya publicado en castellano (craso error) está disponible en inglés, francés e italiano, así que si tenéis la más mínima curiosidad por este autor quizá deberíais empezar por Cross Game. Si ya os contabais entre sus fans pero no la habéis leído, ya estáis tardando. Otra posibilidad es disfrutar del anime, una serie de solo 50 episodios que también gustó bastante y que se emitió originalmente entre 2009 y 2010.

  • Ashita

    Ya está, a la mínima me apuñalas por la espalda xD

    Cross Game es un manga impresionante, increíble, me encanta (vale, ya he sacado mi vena de Adachitard).

    Como dices, a mi tampoco me gusta tanto como Touch, pero he de reconocer que Cross Game me ha hecho llorar más de una vez cuando lo estaba releyendo, y puedo asegurar que este es el único manga que ha logrado esto.

  • redon

    Grandísima reseña, se nota que conocéis a Adachi y entendéis todo lo que el autor quiere expresar con sus historias.

    Para mi Cross Game es mi segunda serie favorita de Adachi, sólo superada por Touch (que es insuperable en mi ranking general, bueno sólo por One Piece XD) y seguida de Mix (aunque esta podría superarla, veremos que pasa en el futuro).

    Es uno de esos Mangas perfectos en todos los sentidos: una historia como sólo Adachi puede contar con drama, amor, comedia, deporte, frescura…, unos personajes super-carismáticos, un dibujo precioso (sobretodo paisajes, fondos…, aunque los personajes tienen su encanto dentro de lo que es Adachi) y una duración ideal (17 Volúmenes es una cantidad muy buena).

    Pocas veces suelo recomendar Animes basados en Mangas semanales, pero este es uno de esos casos en el que sí lo recomiendo. El Anime de Cross Game tiene una calidad bastante buena (no es lo mejor en animación pero es bastante superior a otros Animes basados en Mangas semanales), muy poco relleno (unos 7-8 episodios a lo largo de toda la serie que recuerde), una OST muy buena (su Opening me parece magistral, uno de mis favoritos) y es muy fiel a la historia de principio a fin (no se saltan partes y han animado todo).

    Yo todavía tengo esperanzas de que Panini la llegue a publicar algún día en España, es la obra de Adachi perfecta para que los lectores españoles se den cuenta de una vez de quién es este autor (si es que no lo descubrieron con Touch, aunque fuera en circunstancias muy diferentes).

    Una lectura totalmente recomendable, tanto por scans como por la edición de Viz (la que yo tengo, más un par de Volúmenes japoneses XD), o por el Anime.

  • No podemos recomendar que la leáis piratilla, jeje… pero como dije está en 3 idiomas accesibles, si bien yo la leí en japonés.

    El anime lo tengo ya para ver (en este caso no está en zona 2 que yo sepa, es una situación distinta), y le tengo ganas, pero que lo empezaran hacia el final del manga sin duda ayudó a que no tuvieran que abusar del relleno, pues nunca atrapaban la historia original.

  • Es un manga que estaba leyendo por scans y llevaba unos… ¿6 tomos? Ya ni me acuerdo. Ahora mismo prefiero hacerme con la edición omnibus americana que veo que no está nada mal. Ahora mismo me acuerdo de poco y nada, pero sí recuerdo pasármelo muy bien leyéndolo, aunque siempre me recuerde que tengo que arreglármelas también para conseguir Touch!.