Death Note no es (tan) mala obra

death-note-01

Hay gente que se empeña en considerar Death Note como algo más que un shonen, que al final es lo que es. Uno basado en nuestro mundo, con un dibujo realista, pistolas y muertes por doquier, sí, pero un manga de la Jump al fin y al cabo: como tal y pese a lo ciertamente original de su planteamiento ese hecho implica una serie de elementos casi de obligado uso que podemos ver en cualquier otra obra del género y que aquí también están en su forma más rudimentaria. No es tan complicado de entender: la historia de Tsugumi Ohba y Takeshi Obata no es, por mucho que algunos quieran creer, un seinen, ni oficialmente ni en estructura. Ni siquiera es realmente una obra de intriga demasiado bien planteada; no tiene un guión tan inteligente como algunos se obcecan en decir.

Pero tampoco nos cebemos: Death Note no es muchas cosas, pero sí que es claramente una obra entretenida con cierto énfasis en intentar llevar el típico shonen por otro derrotero del acostumbrado. Ya sé que a algunos no les gusta eso de que los lectores más novatos —por así decirlo— lean sus obras predilectas, pero eso no debería ser un impedimento para que disfrutemos de un manga, y pese a todo Death Note no es una mala historia: tiene algunos personajes o situaciones emocionantes dentro de un desarrollo más o menos claro; además, todo se cierra de una manera más o menos coherente –aunque nos guste más o menos el cómo se llega a ese punto–. Que sí, que todas esos que van con el colgante de L y que creen que el guión de Ohba tiene los giros de acontecimientos más impresionantes que se han visto nunca (los hay, de verdad) son bastante molestos, pero dejemos que ellos —ellas también— se dediquen a sus tonterías y nosotros a disfrutar de una obra que oye, entendida desde esa perspectiva de shonen-venido-a-más es disfrutable.

Wiki1

No hay mucho que contar sobre la historia porque es imposible no haber oído nada acerca de ella, sobre todo de esas discusiones acerca del bien o el mal que se supone plantea el manga. Pero nada más lejos de la realidad: una de las mejores cosas que tiene esta obra es que no quiere instruir acerca de unos valores morales o abrir debate ante unas discusiones  pro-pena de muerte o derivados, sino que lo que se quiere es contar una historia. Y esto es gracias a las fronteras editoriales de su revista madre: si se hubiera publicado originalmente en alguna revista seinen –donde el guionista se hubiera podido explayar mucho más por esos temas– ni tendría la misma fama ni, estoy convencido, hubiera salido algo demasiado decente.

A nadie le importa si L o el último policía de la comisaría opina que matar está bien o mal, no hay unas largas reflexiones sobre ello —no al menos con un pensamiento instructor de por medio— sino que se deja claro quién está a favor y quién no de una forma muy básica.

Dejémonos de perogrulladas y aceptemos que, aun con todo, Death Note no es tan mala como se quiere creer. Ni tampoco tan buena. Es entretenida, sin más, y con eso muchas veces ya vale.

  • Calave

    Death Note es un manga muy entretenido, bonito de leer y con una trama que nos ofrece algo diferente a la mayoría del shonen, pero el hecho de estar destinado a un público más infantil que las clásicas novelas policíacas o los thrillers televisivos puede haber ensalzado de más su historia.
    Es una gran introducción a este género, pero no es ni mucho menos una obra capital del mismo. A mí, como lector muy ocasional de este tipo de obras, me gustó Death Note, pero los he visto mejores, y quién sepa del tema podrá conocer decenas de tramas más apasionantes y sorprendentes.

    Dicho fácil y rápido, disfrutadla pero tampoco os flipéis.

  • Personalmente no creo que se le tengan que dar tantas vueltas sobre si algo es un shonen o un seinen, si simplemente se ha publicado en una revista de shonen, se entiende que el propio autor lo ha querido así, y por lo tanto es lo que es. Al final si el producto es bueno no veo el género tan relevante.

    Death Note no es una mala historia, tiene un buen planteamiento y un desarrollo que se hace muy entretenido de leer, aunque en cierto punto sí que puede pecar de pesado, consigue recuperarse al final y cerrar de una manera bastante correcta lo que como bien dices es un manga entretenido pero que no busca, ni por lo tanto encuentra, la obra maestra que muchos dicen o quieren que sea, así como tampoco es la basura de la que muchos otros la tachan.

  • Miki

    tal vez sepas de dibujo, pero no sabes nada de interpretación intelectual, sin duda death note, mas que un entretenimiento, te hace pensar intelectualmente, es una serie completamente psicológica incluso mas que otras, que consideran obras maestras.
    Opino que si no eres guionista, o si no eres un director, te abstengas a plasmar tus opiniones sin fundamentos, y con base a interpretaciones personales con poco intelecto. (encima se ve que copio y pego de google traductor, pues varias palabras no tienen relación, coherencia ni gramática.

  • Sergi

    @Miki Por un momento he pensado que con eso de “interpretación intelectual/más que un entretenimiento/te hace pensar intelectualmente” estabas hablando de los Juegos Reunidos Geyper. Luego ya he visto que no. Una pena.

  • Death Note es un anime (y manga) interesante, intrigante, con buen dibujo, buena banda sonora y un transfondo que no suelen tener otros shonens. Y yo creo que el guión sí que es remarcable, y la intriga al menos en mi caso lo consiguió. Cada episodio me dejaba con ganas de más, y tiene giros argumentales grandes, inesperados y muy interesantes. Y sobre el debate… Pues no sé tú, pero yo en su día tuve debates muy interesantes sobre el tema de la pena de muerte con mis amigos cuando hablábamos de Death Note. No creo que Death Note sea una de las mejores obras que le leído/visto, pero sí creo que es realmente buena, y creo que tratarla como un simple shonen es un error. ¿Es un shonen? Sin duda, pero es un shonen diferente que ha logrado dar la vuelta al mundo y popularizar la cultura otaku en algunas regiones.

  • Sin duda sabías a lo que te exponías al criticar una obra con un fandom tan grande y radical, pero aplaudo que hayas dado tu opinión sobre este manga sin tapujos.

    Personalmente me gustó, y después de venderme la anterior edición me estoy comprando la definitiva que está sacando ahora Norma, pero tampoco es uno de mis mangas favoritos.

    Creo que tiene una premisa interesantísima y un arranque espectacular, pero los sucesos que tienen lugar a la mitad de la historia deberían haber puesto el punto final a la misma. La última mitad se me hace algo pesada y no me habría importado que Death Note terminara en el tomo 6.

    En cuanto a las etiquetas, sin duda es un shônen atípico, casi como los que dibujan los Ashirogi Muto. 😉

  • Victor Manuel Delacerda Cobos

    Death Note es una de mis series favoritas, esta muy bien estructurado y logra su objetivo con creces.
    Sin embargo, no es ni de cerca la historia mas compleja que existe o si quiera de las mas complejas.
    El objetivo de la serie es entretenernos con una gran historia que habla de la confrontación de dos personas usando sus mentes y tratando uno de estar un paso por encima de otro.
    TODOS LOS SHONEN hablan de confrontaciones a los que el protagonista se enfrenta.
    En ningún momento el objetivo de la serie es hacernos reflexionar sobre la ética de los personajes (el mismo autor lo dijo en una entrevista que se muestra en el tomo 13… no recuerdo cual de los dos lo dijo) .
    Cualquier concepto es bueno, pero lo difícil es hacer el guión, tienes que tener en cuenta tus objetivos desde el principio (eso es algo que siempre e criticado de Dragon Ball, nunca tubo sus objetivos claros) y seguirlos, cuando te desvías de estos objetivos o no los alcanzas es cuando fracasas y tu historia puede ser considerada mala.