Precios de otro Planeta: la línea entre lo justificable y lo abusivo

6593

De un tiempo a esta parte hemos observado, con sorpresa y no precisamente agradable, que Planeta DeAgostini encarecía no del todo justificadamente las nuevas ediciones de mangas de los que al fin y al cabo ya poseía la licencia y que ahora se está limitando a reeditar en formatos mejores.

Es cierto que nosotros, como lectores, no sabemos el dinero que cuesta cada licencia (no todas valen lo mismo, aunque los precios finales de los tomos sean parecidos), y también es cierto que hay factores muy a tener en cuenta para las editoriales como la previsión de ventas que va a tener un título concreto. No es lo mismo, por ejemplo, publicar la kanzenban de Dragon Ball a un precio reducido que, por ese mismo precio, intentar vender algo de Osamu Tezuka sabiendo que, por muy bueno que sea, al público español no le interesa tanto como al francés y por lo tanto se va a perder dinero con esa publicación.

De acuerdo, la situación económica de cada uno no es algo que una editorial deba tener en cuenta a la hora de decidir el precio de sus mangas, porque nos guste o no cada uno tiene su poder adquisitivo y, en muchos casos, veremos cosas que nos hacen babear y tendremos que fastidiarnos porque, por ahora, no podremos comprarlas.

Hasta ahí estamos de acuerdo y al César lo que es del César, pero hay que encontrar un término medio. Cuando hace unos años salió la kanzenban de Monster por 14,95 € el volumen doble (repetimos, doble), dolía en el bolsillo pero la edición es de tal calidad, y además reúne dos volúmenes de grosor normal en cada entrega, que se entendía y todos felices. Años más tarde Planeta volvía con Naoki Urasawa trayéndonos algo solicitado durante mucho tiempo pero que no se había podido editar por motivos legales: hablamos de Master Keaton, directamente en edición definitiva pero en esta ocasión con 100 páginas menos y un papel de calidad superior al estándar, si bien aún lejos del de Monster. ¿El precio? Sí, el mismo. 14,95 €.

Aquello nos dolió, pero como se suele decir, “ajo y agua”. También a 14,95 € sacó la esperadísima reedición del tomo único Regreso al mar, del fallecido Satoshi Kon, poniéndole tapa dura pero sin incrementar las aproximadamente 200 páginas que tiene. Es decir, un volumen estándar, con una edición de más calidad, eso sí, por un precio de kanzenban.

Al mismo tiempo aparecía el primer volumen de la también esperadísima reedición de Fénix, de Osamu Tezuka, anunciada unos meses antes y para muchos seguidores del Dios del Manga la última esperanza de ver, por fin, la obra completa (paradójicamente incompleta por la muerte del autor antes de entregarse a la última saga de la que fue la obra de su vida). Volumen de tamaño grande no precisamente estantería-friendly, algunas páginas en bitono (que no coloridas como las de las kanzenban habituales), tapa dura, entre 300 y 400 páginas según el número pero siempre al demoledor precio de 25 euros exactos.

fenix1

A quien esto escribe, gran fan de Fénix, le pareció un despropósito pero decidió comprarla igualmente, y dejó de parecerle tan cara la edición de Master Keaton, pero lo peor estaba todavía por llegar: unos meses más tarde se confirma el precio de la nueva edición de Nausicaä del Valle del Viento, manga de Hayao Miyazaki que se convirtió en una célebre película dirigida por el mismo justo antes de fundar el Studio Ghibli.

Nos habían dicho que sería una edición de lujo, pero no que costaría 99 eurazos. Sí, 99 euros de una sola vez, con dos gruesos y cuidadísimos tomos metidos en un cofre, pero 99 euros. Sí, el tamaño es superior al de la edición estadounidense, que cuesta menos de la mitad pero que ya era bastante grande, pero… ¿desde cuándo eso justifica un precio desorbitado como ese? ¿y quién ha pedido que fuera la edición más grande del mundo, por otra parte?

 

Para el próximo Salón del Manga de Barcelona se anuncian novedades como Happy!, de Naoki Urasawa, en una edición al parecer igual a la de Master Keaton y al mismo precio, otro manga que muchos querremos pero que juntándose con el tramo final de Master Keaton supondrá un nuevo esfuerzo si queremos llevar las dos al día. Y eso que inicialmente se anunció que no empezaría hasta que finalizara MK. Otro anuncio que ha gustado poco ha sido la de la enésima edición (ahora adaptada al formato de la Colección Trazado) de Adolf, del mencionado Osamu Tezuka, una obra de altísima calidad pero que ya vio una edición en dos tomos de tapa dura y cofre en 2010, después de la primera en tapa blanda y cinco entregas entre 1999 y 2000. ¿Era necesaria una tercera, que además costará 50 euros? Quizá no.

En resumen, Planeta DeAgostini está haciendo lo mejor para sus intereses: reeditar material por el que ya pagó y que ya ha amortizado sobradamente. Hasta ahí nada que decir, lo malo es que el precio de estas reediciones no tiene demasiado sentido, especialmente en un mercado tan tocado por la crisis como el nuestro. Ahora ya no es cuestión de si yo tengo más o menos dinero que tú y me compro cada mes 10, 5 o 3 volúmenes de manga, sino que estamos hablando de un país donde la mitad de los jóvenes adultos está sin trabajo y la otra mitad intentando pagar como puede la hipoteca o el alquiler del piso. No hace falta decir que no se espera que Nausicaä sea un producto que vayan a comprar demasiados adolescentes y niños a ese precio, por supuesto.

¿Es adecuada una tirada limitada a un precio elevado para garantizar que una obra poco comercial vea la luz en su totalidad? Probablemente sí, de hecho es la filosofía de Astiberri sin ir más lejos, pero castiga al lector fiel que llevaba años, por ejemplo, esperando que volviera Fénix. Lo que no es tan lógico es lo que ha ocurrido con Nausicaä: la anterior edición, ya con sentido de lectura oriental y tamaño bastante más grande del habitual, salía a 7,21 euros el volumen. Ahora, sin paso intermedio, nos traen la edición de superlujo limitada a 2.000 unidades. ¿En serio? ¿Y los que, estando o no en paro, tenemos bolsillos más discretos? ¿Por qué no una edición integral como la de Adolf (no la próxima, sino la segunda) a 40-45 euros?

Hace unos años Planeta podía ser tildada de muchas cosas, entre otras de cortar las colecciones con suma facilidad y dar pocas explicaciones oficiales, pero sus mangas tenían precios más asequibles aunque fuera a costa de ofrecer papel de menor calidad y una reproducción a veces discutible. Ahora, sin haberse vuelto más abierta, amable y transparente como empresa, se ha convertido en una editorial para gente con bastante poder adquisitivo y está olvidando al lector medio. ¿Qué opináis vosotros?

  • Ashita

    Completamente de acuerdo, lo de Planeta ahora mismo es de escándalo. Te has dejado de mencionar que la nueva reedición de Adolf continua siendo en sentido de lectura occidental (nazis zurdos). Esto es lo que no entiendo. Hace cosa de dos meses me quejé por Twitter a la editorial pidiendo saber si a futuro habría una nueva reedición de Adolf, y me dijeron que no, que la que vendían a 40 euros, sería la definitiva hasta dentro de unos años, pero ahora nos sorprenden a todos con este nuevo formato que no aporta nada nuevo. Si fuese sentido de lectura oriental aún lo entendería. Creo.

    Y otra novedad que tampoco has mencionado y que también es de escándalo es la reedición de El Almanque de mi Padre, también en la línea trazado, costando los 15 euros que parece que ahora se han convertido en precio básico y otra vez teniendo sentido lectura occidental.

    Si és que se’ns pixen a la boca.

  • No sabía que te habían mentido tan bellacamente… ya les vale…

    Bueno, lo del sentido de lectura ni lo he mencionado porque no han tenido nunca la intención de respetar el sentido original, argumentando siempre que es para un público mayoritario (que al parecer es incapaz de aprender lo de leer “al revés”, como sabemos muy fácil).

    Por otra parte es cierto que tampoco he mencionado El Almanaque de mi Padre, pero en fin, he querido destacar lo ejemplos más llamativos.

    I diuen que plou.

  • redon

    Gran artículo con el que estoy totalmente de acuerdo.

    Creo que la estrategia editorial de Planeta en estos casos es completamente equivocada y para muestra tenemos la edición especial de Dragon Ball que sacaron hace unos meses, edición que por lo que he podido ver y leer, no se ha vendido tanto como esperaban (en algunas Fnac hay montones de estas ediciones acumulando polvo).

    Yo mismo soy fan y lector de Dragon Ball desde hace años (concretamente desde la primera edición blanca en grapas), soy coleccionista de material de la serie en todos los idiomas, tengo la Kanzenban, la edición blanca antigua en Tomos… y no compré la edición especial por el 20 Aniversario de la serie en España porque me pareció un timo. Un timo en todos los sentidos: empezando por el precio que era injustificable a todas luces, por la edición en sí que no era tan especial como nos querían hacer ver (en estos casos algo especial hubiese sido una ilustración inédita de Toriyama o alguna cosa especial de verdad y exclusiva) y por el hecho de que se iba a quedar incompleta (¿qué sentido tiene comprar una pequeña parte de la historia para que se quede sóla y muerta de asco en la estantería?).

    De todas estas ediciones tan caras que han sacado en los últimos meses sólo estoy comprando de forma seria y contínua Fénix y Bastard!!. Fénix la compro porque era una de las obras que más esperaba y porque me parece lo mejor de Tezuka, aunque el precio y la calidad de la edición no son nada justos (páginas demasiado grandes para el material original que hace que se vean difuminadas muchas veces) y Bastard!! más o menos por lo mismo.

    Con Master Keaton empezé bien pero la he dejado de comprar por falta de dinero y porque creo que la edición no está a la altura de su precio, es muy posible que la venda antes de terminarla.

    De las nuevas series anunciadas no tengo intención de comprar ninguna. Nausicaä la esperaba casi tanto como Fénix pero 99€ es una BURRADA, que sumada a las ESTÚPIDAS justificaciones de Planeta hacen que la descarte completamente, compraré la edición inglesa que cuesta menos de la mitad y casi es lo mismo.

    Lo de Adolf es de traca también, no compré la edición anterior por estar en sentido de lectura occidental y ahora sacan una nueva edición más cara en el mismo sentido con la excusa de que es una obra para un público más general lol

    Con Happy! me va a pasar lo mismo que con Master Keaton así que no creo que ni la empiece.

    Por una parte todo esto me alegra, menos dinero que gastarme sin remordimientos (no las compro por los precios, no por la obra) aunque por otra parte me duele quedarme sin obras que quería leer en mi idioma.

    Una pena que Planeta se haya vuelto tan elitista, peor para ellos XD.

  • me parece un escandalo

  • Dorion

    Articulazo, señor Moroboshi, me descubro ante usted.

    La verdad es que manda unos huevazos del tamaño de camiones.

    Además, Planeta comete el clásico error de pensar que los fans acérrimos de gente como Miyazaki o Tezuka, por simple hecho de ser fans, comprarán sin rechistar al precio que sea, incluso aunque rechisten piensan que igual lo comprarán. A mí me toca las narices porque soy el primero al que le gustaría pillarse esa edición de Nausicaä o empezar con Fenix de una vez por todas (más ahora que acabé encantado con Adolf), pero desgraciadamente no tengo 99 euros para un puto manga y ya veremos si me apetece o no comprarme una colección que va a 25 lereles por tomo.

    Suena a tópico, pero a veces creo que nos toman por imbéciles. Luego, que lloren porque no venden o porque la gente lee por scans en lugar de comprar.

  • Tenéis todos razón, en mi caso estoy siguiendo las colecciones como puedo porque no está el horno para bollos y de momento Master Keaton está en pausa hasta nueva orden, aunque no considero dejar ninguna.

    Los fans de Tezuka compraremos al precio que sea, sí, lo saben. Han sido años y años de pedir la vuelta de Fénix. Por eso se han vuelto locos y han puesto ese precio horrendo, que debía compensarse con la trimestralidad, una trimestralidad muy curiosa según la que salen dos tomos en tres meses, se descansa tres meses y luego aparecen dos más seguidos.

  • Buenas, en nombre de la editorial Planeta DeAgostini Cómics, queremos aclarar varios puntos. Primero, los derechos no se pagan una vez y se explotan eternamente. Hay que renovarlos de forma periódica pagando por ello el precio estipulado. Segundo, aún no se ha decidido la tirada de Nausicaä, así que el hecho de que aquí se afirme que serán 2000 nos ha chocado, porque no lo sabemos ni nosotros. Tercero, el coste de impresión, traducción, distribución, nueva rotulación etc va aumentando como todo en cualquier empresa, y por ello se han de calibrar los precios. Cualquier duda, podéis hacerlo a través de redes sociales y los administradores de la página al mail de prensa. Nosotros intentamos contestar a todo el mundo, teniendo en cuenta de que a veces no podemos responder todo lo que se quisiera por temas empresariales. Lamentablemente, no podemos satisfacer a todos, pero los profesionales que editan nuestros títulos tienen una experiencia contrastada y se intenta llegar al máximo posible de lectores. Estamos abiertos a los comentarios y críticas constructivas. Gracias y buen verano.

  • moroboshi

    En el momento que sugerimos una edición de Nausicaä más moderada y acorde con la situación económica del país ya estamos haciendo una crítica constructiva, aunque en ningún caso hemos insultado ni faltado al respeto a nadie.

    Comprendemos que hay unos gastos de traducción y de impresión que encarecen las obras respecto a su adquisición en la lengua original, pero también ha salido esta edición de lujo (no tan grande, ni era necesario) en otros idiomas y por ejemplo en inglés es muchísimo más barata.

    Respecto a lo de la tirada de 2.000 ejemplares era un dato que se divulgó hace unas semanas, pero si ha dejado de ser cierto o se lo inventaron los medios escapa a mi conocimiento. Tampoco sería descabellado, dado que una tirada limitada suele repercutir en el precio final, al fin y al cabo las editoriales no dejan de ser empresas.

  • NRobus

    A mi lo de “se intenta llegar al máximo posible de lectores” y los 99€ que valdrá Nausicaä no me cuadra.

    Espero que en el futuro os planteéis hacer una edición más asequible porqué Nausicaä es una grandísima obra que el lector merece poder comprar.