Lecturas recomendadas para el verano (III): Adolf y Moonlight Mile

adolf02_000

Continúa la ronda veraniega en HEM con el tema de las lecturas recomendadas (y ya van tres, oiga). Tras una primera intervención de Sergi y Moroboshi y las últimas recomendaciones Ashita y Calave, recogen el testigo chicomanga y Dorion, el uno con Moonlight Mile y el otro con Adolf, una de las muestras de talento que mejor asentaron el nombre de Osamu Tezuka dentro del universo comiquero.

Dos obras que, en caso de lograr convenceros para que os las compréis, esperamos que os sirvan como algo más que un pasatiempo en esta temporada a veces tan parca de buenos entretenimientos.

Dorion recomienda: Adolf

Desde que en esta santa casa decidimos dedicar parte de nuestro tiempo a recomendar lecturas para afrontar el particular tedio veraniego, la máxima entre mis eminentes colegas de redacción (juas) ha sido clara: ofrecer obras de carácter intimista, de ritmo pausado pero firme, algunas de ellas de duración no demasiado larga y con la evidente intención de hacer que haya una correspondencia clara entre lo que viene significando tradicionalmente la temporada estival y el tono de estas obras –ya sabéis: amores varios, vivir experiencias, echarse unas risas, desconectar la materia gris… esas cosillas–.

Sin embargo, un servidor se la va a jugar y va recomendar una obra que, seguramente, muchos de vosotros desecharéis a las primeras de cambio por lo sangrante que resultará para vuestras carteras, pero la cual pondrá también la nota más oscurilla y puede que menos veraniega a este breve especial: nada más ni nada menos que Adolf, de Osamu Tezuka (AKA el Dios del Manga), un clásico atemporal que no entiende de estaciones.

Por supuesto, no hablamos de una obra económica: como la mayorías de obras “grandes” que han llegado a España de Tezuka, Adolf se vende a un precio de esos  que te sugieren que metas primero el dedo gordo para comprobar cómo de fría está el agua antes de lanzarte a la piscina –la edición integral que vende Planeta sale a 40 euros y cada uno de los cinco tomos de la edición “normal” sale a poco más de 11 euros–, pero como todas las buenas cosas en esta vida, Adolf vale cada minuto de tiempo dedicado y, en su caso, cada céntimo pagado.

¿Las razones de esto último? Pues que, en el plano meramente superficial, tanto la tamaña calidad de la edición integral como de la regular valen lo que piden si se aderezan con el estatus de Tezuka dentro del mundo del cómic y hacemos pelillos a la mar con Planeta y su cuestionable política de precios, pero es evidente que la necesidad de leer esta historia “de tres personas que se llaman Adolf”, viviendo cada una “una vida distinta a la de los otros”, trasciende en otros aspectos más decisivos en cualquier gran obra que se precie. Un puntal dentro las pretensiones divulgadoras y artísticas de este mundillo que hace gala de un magno y cuidadísimo ejercicio narrativo, así como de una arrolladora construcción y evolución de la historia y sus personajes que ahonda en el lado más jodido de la amistad, el amor y el deber en los ya de por sí sórdidos contextos del Japón anterior, contemporáneo y posterior a la Segunda Guerra Mundial.

Sin demasiadas filigranas ni muchas tonterías, y con tan solo unos pocos de los anacronismos habituales en el autor tokiota, Tezuka elabora una obra cuidada al detalle, de rigurosa complejidad moral y fácil sensación de anodinia en sus primeros compases, pero tremendamente contundente en su desarrollo y brutalmente capacitada para hacer que sus muchas impagables e impactantes escenas permanezcan la retina del lector para la posteridad. Dura y fácil que se atragante, pero enormemente satisfactoria en su conjunto y de cuantioso valor narrativo dentro del mundo del manga. Si preferís esperaros a la recientemente confirmada edición en tomo único que prepara Planeta para el Salón, allá vosotros, pero ya estaréis tardando más de lo necesario.

Un clásico imprescindible.

chicomanga recomienda: Moonlight Mile

moonlight_tapa_01Moonlight Mile es un manga para recomendar en verano y en cualquier otra estación, su historia se puede disfrutar en cualquier momento. Desgraciadamente en España no ha sabido encandilar al público, quizá por su poco acertada publicidad, enfocada a su aspecto más erótico, o porque los lectores no están interesados en historias complejas. Y es que, lo que al principio parecía una historia de dos amigos muy competitivos, poco a poco, tacita a tacita, se ha convertido en una macro intriga donde ya nada es lo que era, y quien era bueno ha dejado de serlo mientras que los malos no han resultado ser tan malos. ¿O no? Puede que en el siguiente tomo la historia dé otra vuelta de tuerca y todo vuelva a ser diferente, o se rescaten tramas anteriores que parecían olvidadas para volver  el argumento todavía más intrínseco. Todo es posible. Lo que empezó como una apuesta por llegar más alto ha llegado a ser política del más alto nivel en el afán por controlar los ricos recursos lunares, y de paso librar antiguas vendettas terrícolas.

No es sólo en sus complejas tramas donde radica el encanto de este manga. Sus personajes están bien elaborados y crecen con el manga. Tienen auténtico carisma, evolucionan con las circunstancias, les cambia el carácter. Aquí no hay adolescentes tontas obsesionadas por el guapito de la clase que mil páginas después siguen siendo igual de tontas repitiendo la misma cantinela una y otra vez. No. En Moonlight Mile se vive. De los dos personajes principales apenas queda nada veinte tomos después, aplastados por las circunstancias y el poder, obligados a hincar la rodilla por proteger lo que más aman. O quizá por propia ambición.

Aunque como decía al principio Moonlight Mile es un manga para disfrutar en cualquier momento, este verano puede ser la ocasión perfecta para comenzarlo o ponerse al día. Su publicación por parte de Ivrea sigue lenta, sólo quedan dos tomos inéditos por publicar para alcanzar el ritmo japonés. Y es que es una de estas historias que gustan y enganchan. Si fuese una serie de televisión estadounidense con actores y actrices de cuerpos estupendos tendría legiones de fans. ¿Por qué no animarse a disfrutar en papel en vez de imagen real?

  • Ambas son grandes obras, y me alegra que recomendéis Moonlight Mile (siempre aparezco cuando se menciona esta serie xD).

    Sobre Adolf, poco o mucho más que decir. Tuve la surte que la vieja revista Neko me la descubriera y gustándome como me gustan las historias de la Alemania nazi y todo lo que le rodea, me tiré a comprar tomos en inglés. Pero por alguna razón nunca los encontré todos (no era la época actual, no existía Amazon xD). Cuando se anunció su publicación en castellano, me alegré mucho. La lectura resultó ser mejor de lo que me esperaba, llegando a concluir cuando la acabé que nunca más leería algo mejor. Quizá igual, o muy parecido, pero no mejor. Después de unos años la volví a leer para hacer una reseña y me volvió a enamorar, los recuerdos no eran falsos. Ahora tengo la edición en dos tomos, pero no compraré la nueva (aparte de que la portada me parece feísima). Le tengo puesto un 10 en la reseña, se lo merece. No creo que se pueda atragantar (a no ser que os refiráis a la dureza de algunas escenas, pero no por tener problemas de narración), y cierto es que algunas escenas quedan en la retina (ese vagón ardiendo…).

    Y Moonlight Mile es estupenda. El primer gran arco que se cierra en el tomo 15 (con muchos subarcos igual de apasionantes) es de lo mejor que he leído nunca. Como dices, los personajes tienen vida propia, mucha entidad, incluso los más secundarios que solo aparecen en algún arco (¿quién diría que la periodista podría convertirse en alguien tan importante para Goro? xD). Se nota que habéis escrito el texto habiendo leído el tomo 20, por lo de “mientras que los malos no han resultado ser tan malos”. Todos los subarcos de los primeros 15 tomos son excelentes, combinando acción, humor, drama, sexo, amor, traición, aventura,… Hay momentos realmente cinematográficos como los periodistas espías en la nave secreta del ejército. Siempre he pensado que MM daría para una serie de películas (adaptando bien los arcos, eliminando algunos de poca importancia). Pero una serie de TV también tendría mucho sentido. Es que parece que todo esté planteado de antemano, haciendo reaparecer personajes olvidados, pero sin parecer un apaño o un parche. Estos últimos tomos han ido in crescendo después de un pequeño bache, y ahora estoy pendiente del 21. Y debería ver la versión anime!
    Que alegría me dio Ivrea al anunciar su continuación, después de 3 años parada. En esa época convulsa de cancelaciones de Glenat, cambios de papel, etc, fueron listos: nunca dijeron que cancelarían nada, que solo posponían. Se salvaron de la quema popular. Que harían todo lo posible para seguirlas. Fui paciente con MM (no la revendí) y obtuve recompensa. Lo último que sé es que no es un superventas pero somos unos cuantos fijos, que deben ser los suficientes para cubrir una tirada ajustada. Dudo que la dejen colgada ahora cuando quedan 2 tomos para llegar a los japoneses, ya tendrán tiempo de dejarla colgada hasta recibir más material (2 o 3 tomos mínimo), y eso pueden ser un par de años. Por ahora seguimos con la aventura del crío, metido en este berenjenal que le viene grande, y con crisis padre-hijo cabalgando a toda máquina. Nunca dejo de recomendarla, y aunque fue una de mis primeras reseñas hace años, es de las pocas series que me hacen mover el culo hasta la tienda. Es la única serie que me permito comprar de salida, por muchos problemas económicos que tenga. El resto (que hay mucho pendiente de comprar), tiene que esperar.

    Grandes recomendaciones las dos!

    PD: ¿A alguien le cae bien Fatma Gotou? De verdad?! Da asco, que trepa de tía! xDD

    • Dorion

      Efectivamente, cuando digo que es una obra que es fácil que se atragante me refiero a que es bastante dura en varias partes de la historia, siento no haberlo dejado del todo claro xD. No obstante, sí que es cierto que al principio, sobre todo durante los dos primeros tomos, todo es algo más anodino e incluso denota cierta falta de ritmo, pero no va mucho más allá porque es un apunte demasiado nimio como para valorarlo junto con el resto de la obra y a partir del tercer tomo esta es gloria bendita. Como bien dices, la narración no supone un problema, más bien al contrario.

      ¡Un saludo y gracias por tu comentario!

  • Gracias por tu comentario.

    A mí Adolf también me la descubrió la revista Neko, pero juraría que la reseñaron poco antes de que Planeta la publicase, quizá hablaron de ella en algún número que no tengo.

    Moonlight Mile para mí también es compra obligada pase lo que pase en ese momento. Sin embargo, he de decir que es mentira que Ivrea haya cancelado nada, estoy seguro de que Freesia, Shigurui (o como se escriba) y Edens Bowy no las van a continuar. de Freesia han pasado cuatro años sin salir un tomo, ¿qué sentido tendría recuperarla ahora?

  • Sentido comercialmente hablando, me refiero, para los puntillosos.

  • Bueno, si, es cierto, no me acordaba de esas xD Es que tenía mucho sueño ya. Tendría sentido si aseguran la disponibilidad de todos los números anteriores, para que la gente pueda empezarla a comprar ahora (yo tengo unos cuantos de Freesia). Pero pasa lo mismo con otras editoriales, por ejemplo X, de Clamp, con el lío legal que tienen ahí montado. Hace tantos años que está parada (no por la editorial), ¿realmente vale la pena seguirla? ¿Que hará PdA cuando se desbloquee el lío? ¿Reeditar? ¿Pasará de todo? Quizá han dicho algo alguna vez sobre el tema, no recuerdo. Realmente es una jugada, y esta vez no es culpa suya. xD

    De lo de Adolf y la Neko, recuerdo que era en esas páginas centrales de color más oscuro, comentando series que no llegaban a España en ese momento. Pero sí, puede ser que poco después se anunciara. Esa memoria….

  • Entonces era en otro número, porque el que yo recuerdo era en las páginas en blanco y negro.

    Viendo que en Amazon venden los tomos de Freesia por 13 € no creo que el stock esté asegurado.