Cibercafé a la Deriva #2 Ni tan bajos ni tan oscuros

cibercafé a la deriva 2Shuzo Oshimi se supone que era una genio narrando la bajeza emocional a la que el ser humano puede llegar en situaciones extremas, pero la verdad es que no. En este tomo sigue la trama del cibercafé perdido en un páramo inhóspito, que avanza lentamente (justo cuando al final parece que la cosa va a llegar a algún sitio termina el tomo), pero por lo demás poco hay rescatable: el tema de la violencia gratuita sigue ahí (porque lo es, francamente: quien identifique un par de violaciones y palizas injustificadas como algo representativo de lo adulto es que tiene que ampliar un poco sus horizontes), y en general el manga nos echa a la cara en todo momento que, a pesar de resultar entretenido y una lectura amena, ni es especialmente oscuro ni muestra comportamientos excesivamente lógicos.

¿Que al perderse en otra dimensión se les puede ir la olla a algún que otro tipo? Por supuesto; que el único cuerdo sea el protagonista ya peca de esperable.

  • Por lo que veo peca de lo mismo que la obra original. Te recomiendo que leas Aula a la deriva y veas esos paralelismos, aunque algunas cosas no serán exactamente las mismas, dentro de la atrocidad, porque en el manga de Kazuo Umezz los protagonistas tienen 12 años.

    • Sergi

      Eso espero, porque si niños de doce años comienzan a violarse entre ellos nada más desaparecer, como aquí…

      • No, hombre. Los niños de Aula a la deriva solo se matan con herramientas del huerto, se arrancan miembros y se dan al canibalismo. Nada que ver con violaciones.